viajarCategory

Por qué los daneses molan más qué tú (y que yo)

Porque son civilizados. Nadie grita, no cruzan en rojo y no tiran cosas al suelo. Porque van en bici a todas partes: a la compra, de fiesta, a pasear a sus bebés. Y porque todo el mundo lo/las respeta. Porque hacen la fotosíntesis. Quizá porque tienen menos horas de sol y las valoran el doble. Porque llevan mini tuppers con fruta dentro de sus Fjällräven en lugar de bollería. Porque Pinterest se inventó para poder recopilar allí todas…

Isla Saona

Una excursión tranquila a Isla Saona en catamarán, dijeron. La realidad es que aquello pasó a ser una discoteca sobre el mar. Aún así, fue uno de los días más divertidos en el Caribe. Yo, entre ronsito y ronsito, aproveché para hacerle fotos a todos. O a casi todos. Y qué caras de felicidad, oiga. Da gusto. Bolli y Marta, posando. A su manera. Chopi, que no sé si hacía foto o vídeo. Carlos y Esther, pacomérselos a…

Bananadrama

Y así era un día normal en el paraíso. Decidir entre desayunos de colores, entre piscina o mar, entre arena o tumbona, entre piña colada o coco loco. Benditas decisiones. Martín y sus problemones con el uso indebido de las tumbonas caribeñas. Y este es el Bananadrama’s team. Ellos son Juan, el Señor Zeta, Sadness, Desahogada, Dulceida, Arturo, Bolli, Rai, Ana y Mirian. Y seguimos echando de menos las bebidas rosas y la arena por todos lados. Y…

Ronsito

Que, a ver, no todo han sido cócteles y palmeras en el Caribe. Ojo. Fuimos a visitar la fábrica de Ron Barceló y ahora ya somos capaces de crear NUESTRO PROPIO RON. Por la tarde hicimos nuevos amigos. Os presento a Margarita, una burrita adorable y a Félix, su acompañante. Ah, también encontramos a una pareja que acababa de casarse y decidimos añadir un poco de cursilería al momento.

Invierno tropical

Nos despertamos a 38º y cuando corremos las cortinas vemos que estamos rodeados de palmeras. Nos esperaba una excursión hasta Playa Juanillo, donde nos daríamos el primer baño, treparíamos por cocoteros, beberíamos mojitos mientras Juan ponía temazos, el Señor Zeta usaba su gadgeto brazo para hacer selfies grupales, Sadness afinaba el ukelele, Desahogada ponía voz hasta a las palomas, Dulceida nos enseñaba a posar en condiciones, Arturo preparaba sus podcasts, Bolli pensaba en sus vídeos y Rai le…

If you wanna build a snowman

Nieve. NIEEEEEEVE. Pros: las fotos quedan bonitas. Contras: andas evitando la muerte por patinazo y/o congelación todo el rato. El amigo Sanjuan, el único ser humano capaz de cruzarse NYC en mallas de running y no morir de hipotermia. Y este era el contraplano de los vídeos de Valen el 90% del tiempo. Conocí Dumbo a través de las fotos de Cubby. Él es adorable y sus fotos son siempre preciosas. Le debo a él un montón de…

Go Knicks!

Amanece en NYC. Tenemos que rodar y hacer algo así como un millón de fotos. Corro las cortinas. Hace sol. Parece que el frío va a ser bastante soportable. Carol: Oye, ¿y si desayunamos rápido en sitio que está aquí al lado y así ganamos tiempo? Valen: Dale. Y para allá que fuimos. El año pasado estuve en Saturdays Surf y me encantó. El branding es una gozada, el café está muy bueno (igual soy muy pesada con…

Mondrian

Y este, amigos, fue mi hotel en NYC. El Mondrian del Soho. Y sí, es EL HOTEL. La foto de arriba está hecha desde el rooftop. Que parece un súper buen sitio para tomarse un algo o montar fiestas en verano, ¿no? Vistas desde mi cama. Suspiros. Vistas desde… wait for it… ¡la ducha! Normalmente no me gustan los jabones de los hoteles, pero los del Mondrian son otra cosa: champú de menta, gel de ron y acondicionador…

Napoli. 2a parte.

Y cuando creíamos que todo era Babà descubrimos que el dulce tradicional navideño en Nápoles era el Strùffoli. Se prepara con harina, huevo y mantequilla y por encima se le añade miel, caramelos y confeti comestible. Quiero creer que la mujer que aparece en la foto que había en la pastelería era la nonna del chico que nos atendió. Subimos al Castel Sant’Elmo a disfrutar de las últimas horas de sol, a ver la ciudad desde arriba y…

The Monocle Cafe

Soy FAN (así, en mayúsculas) de Monocle desde hace un millón de años. Año arriba, año abajo. Hace años, cuando Turover y yo compartíamos briefs y no solo fiestas, definíamos todo lo que nos gustaba con un «esto es muy Monocle». Así que tenía claro que lo primero que iba a hacer al pisar Londres sería tomarme un café en The Monocle Cafe. Y otra cosa no amigos, pero a cabezona no me gana nadie. Nos pillaba un…